Shuki Gilboa, (a la izquierda) se abalanzó sobre el terrorista que asesinó a una niña de 13 años mientras se encontraba dormida en su habitación en Kiryat Arba/Hebron llamada Hallel- Yaffa Ariel. Shuki se encuentra en recuperación en la unidad de cirugía plástica en el hospital de la Torre Sara Wetsman Davidson.

En la fotografía aparecen Shuki y Dvir Mussai quien paso a visitar al herido.

Dvir es un paciente de Hadassah quien sufrió de un ataque terrorista mientras recogía cerezas en el campo de un granjero ubicada cerca de Hebrón cuando tenía 13 años y al pisar una mina, fue víctima de una explosión.

Ha tenido que someterse a más de 30 cirugías después del atentado.

Shuki dijo “Gracias Hadassah por los increíbles cuidados y el excelente cuarto que recibí”

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone