En un momento en el que el total de puñaladas se han extendido por todo Israel y muchas víctimas se encuentren expuestas a un traumatismo torácico que amenaza sus vidas, el equipo de BioDiseño e Innovación Médica del Centro Médico Hadassah en conjunto con la Universidad Hebrea, han inventado un dispositivo que acorta el tiempo de procedimiento en el que se inserta un tubo salvador dentro del pecho de la víctima en un tiempo de 30 segundo cuando anteriormente este mismo procedimiento tomaba 15 minutos.

La razón por la cual es tan importante insertar un tubo dentro del pecho del paciente lo más rápido posible, se debe a que el trauma en el pecho a menudo conduce a un neumotórax potencialmente fatal, en el que el aire se acumula dentro del espacio que separa los pulmones de la pared torácica, ocasionando que los pulmones puedan colapsar y el paciente pueda sofocarse. Se piensa que este escenario es el responsable de más de un tercio de las muertes prevenibles después de los ataques terroristas así como en el campo de batalla.

Actualmente, el médico debe participar dentro de un procedimiento que involucra dos pasos. En el primero, el tórax, donde se localizan los pulmones y otros órganos vitales, debe ser descomprimido. El siguiente paso consiste en separar el tejido para insertar un tubo dentro del pecho del paciente, el cual drenará el aire y la sangre, permitiendo que el pulmón se infle de nuevo. El Dr. Ariel Drori, un experto en medicina interna de Hadassah, reporta; “Este procedimiento es muy laborioso y técnicamente difícil”, “el cual ocasiona que los cuidadores descuiden el segundo paso del procedimiento, ya que la prisa de salir al hospital es mayor”.

Para hacer frente a este reto, El Drori se asoció con Yoav Kan-Tor y Bettina Nadorp, estudiantes de ingeniería dentro del centro de Bioingeniería Alexander Grass de la Universidad Hebrea, junto con el Dr. Liran Levy un neumólogo de Hadassah y Chen Goldstein una estudiante egresada de la carrera de negocios dentro de la Universidad Hebrea. Trabajando en equipo desarrollaron el ThoraXS, una solución rápida para salvar vidas en un solo paso. Tiene una forma de cuchillo cerrado que permite al médico penetrar el espacio pleural (entre los pulmones y la pared torácica) y su mecanismo de apertura permite al médico abrir un punto de entrada con el uso de una sola mano y rápidamente insertar el tuvo dentro del pecho con la otra.

El Profesor Yaakov Nahmias Director del Centro Grass comenta “Nuestros estudiantes respondieron a los ataques terroristas desarrollando un dispositivo médico salva vidas, un enfoque que es esencial de nuestro Programa Médico de BioDiseño”. “El ThoraXS es una innovación salva vidas que ejemplifica nuestro compromiso en ayudar a las comunidades locales y globales a través de proyectos prácticos de investigación y desarrollo”.

Nahmias añadió que el potencial de mercado de ThoraXS fue estimado en $300 millones anuales y que la continua inversión está siendo activamente buscada.

Las innovaciones producidas por los participantes del programa de BioDiseño son comercializadas por Yissum, la compañía de transferencia de tecnología de la Universidad Hebrea de Jerusalén y Hadasit la compañía de transferencia de tecnología del Centro Médico Hadassah.

Las Innovaciones Médicas BioDesign son un equipo multidisciplinario con un enfoque basado en la innovación médica creada por Hadassah y la universidad Hebrea. Patrocinado por el Boston Cientific y la Corporación Médica de Terumo, el programa reúne compañeros médicos destacados, estudiantes graduados de bioingeniería y negocios y los guía en la ciencia y práctica de llevar las innovaciones médicas al mercado. El programa es presidido por el Profesor Jaim Lotán Director del Instituto del Corazón de Hadassah y el Profesor Yaacov Nahmias Director del Centro Alexander Grass de Bioingeniería de la Universidad Hebrea.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone