Mi nombre es Ali y me siento profundamente orgullosa de escribir para el blog de la página web de Hadassah. Espero que con las noticias que comparta puedas darte una idea sobre lo que realmente hace de Hadassah un hospital que marca la vida de las personas.

Quiero contarles un poquito de mi persona tengo 53 años de edad, mi familia y yo decidimos hacer Aliyah hace apenas 18 meses. Hace aproximadamente 4 años, cuando me encontraba viviendo en el Reino Unido recibí un “doble diagnostico” después de haberme realizado una radiografía, se me informó padecer de (EM) Esclerosis Múltiple y un tumor en el cerebro. Me informaron que debido al tamaño y forma del tumor, este era inoperable y siempre se me advertía que en algún punto podría cambiar haciéndome necesitar tratamiento. Durante estos últimos 3 años he necesitado inyectarme tres veces a la semana para controlar la esclerosis múltiple y prevenir así que mi condición deteriore.

Es extremadamente difícil explicar en palabras para aquellos que aún o han tenido la oportunidad de visitar el Hospital Hadassah de Ein Kerem. El hospital se encuentra en la cima de una montaña que mira hacia Jerusalén. A pesar del aire que se siente al subir por la montaña se puede visualizar tal belleza en los alrededores haciendo que sin importar lo mal que te estés sintiendo en ese momento, experimentas una sentimiento combinado de paz y pertenencia.

El sentimiento se potencializa al llegar al hospital, en donde al ser recibido, puedo confesar que se convierte en el momento de mayor inspiración. A la entrada del Instituto Sherett de Oncología las humildes palabras escritas en el Muro de la Promesa, para mi, encapsulan lo que Hadassah representa:

“Esta es la promesa de Hadassah, en nombre de todas las personas a las que honramos y recordamos en este muro, nos comprometemos a continuar incesablemente trabajando para lograr curar y controlar el cáncer, con compasión y esperanza.”

Me he sentado en las bancas que se ven en la fotografía y he aprovechado realmente el tiempo para apreciar este hospital, los cuidados, el vivir en Israel y simplemente la vida en general. También he llorado y platicado con otros pacientes en estas bancas.

Hadassah es como una pequeña ciudad, habitada día y noche por un masivo equipo cada uno tan importante y necesario como el otro. Se me ocurrió, con la existencia de estos blogs, introducirte a algunos de estos “desconocidos héroes.”

Yo comencé en el departamento de radiología, debido a que mi primer contacto con el hospital fue directamente con este departamento. Tanía cita todos los días a las 7 AM y solía toparme con los mismos pacientes todos los días. Platicábamos sobre el tratamiento, nuestras distintas condiciones y compartimos pastel el día de mi cumpleaños. En mi primer visita me presentaron con Ruth, una enfermera canadiense que gentilmente me explicó lo síntomas que podría llegar a sentir. Me enseñó a ponerme una mascada en la cabeza para cubrir y tapar la constante pérdida de cabello, me comentó sobre las mejores maneras de cuidar de mi cuerpo interna y externamente y realmente ayudo a dar un ambiente cálido y humano dentro del hospital y me dio tranquilidad sobre muchos de mis miedos y preocupaciones. A partir de que la conocí, cada vez que me topo con ella, me saluda con un trato muy amable, en ocasiones me da algún consejo o simplemente me sonríe saludándome siempre por mi nombre, definitivamente ella es un héroe no reconocido.

Otro Héroe no reconocido, trabaja dentro del mismo departamento limpiando el área públicas. Cuando se percató de que yo acudía diariamente y que todos los días llenaba mi botella de agua en el mismo bebedero siempre se aseguraba de antes haber cambiado el agua para que estuviera fresca para mi. No nos comunicábamos verbalmente debido a que el únicamente hablaba en árabe así que nos comunicábamos con señas y de esta manera pude dar las gracias por sus lindas acciones.

Me encuentro sentada en la sala de espera del departamento de Neuro Oncología espero que me den luz verde para recibir mi tratamiento de quimioterapia para el mes siguiente de cualquier manera, sea como sea se que el enfoque y cuidados que se dedica a los pacientes de Hadassah hacen que cada decisión que se toma sea siempre la más apropiada y con la mejor intensión.

Les compartiré los detalles en mi próximo blog.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone