Estoy sentado en mi jardín aquí en Modiin disfrutando de una taza de té muy especial, disfrutando de un evento que sólo sucede una vez al año.

La jarra de té tiene un payaso con las palabras “Feliz Purim”, este fue un regalo como parte de un mishloaj manot, (una de los mitzvahs en las que debes de dar obsequios y comida con bendición a algún compañero) de uno de mis muy queridos amigos en Bushey, Londres antes de hacer Aliyah.

Aly disfrutando de un tour por Jerusalén con su familia

Hace exactamente 2 años, hoy, según el calendario judío, me hice una biopsia para investigar más a fondo mi tumor cerebral. 

La biopsia se realizó justo cuando comenzó el Festival de Purim, y los judíos de todo el mundo habrían estado desenrollando la Meguilá Ester para leer la historia de cómo se salvó a la nación judía a pesar de los planes de Amán.

El hospital Hadassah literalmente salvó mi vida, o me salvó la vida tal como la conozco hoy. Este blog corto no trata de enumerar los tratamientos que he tenido, ni los pasos que aún tengo que superar, sino simplemente decirle al hospital Hadassah, a todos los que trabajan allí, a todos los que trabajan como voluntarios, a todos aquellos que hacen donaciones de alrededor el mundo para permitir a Hadassah continuar el trabajo que lo hace, un sincero agradecimiento y Chag Purim Sameach.

Feliz Purim para todos

Atentamente

Aly