Para brindar un respiro del tratamiento médico en Hadassah, una colección de autos antiguos apareció de repente en el patio del Hospital Ein Kerem de Hadassah, los cuales, los niños hospitalizados pudieron verlos de cerca junto con sus familiares.

El Director General Prof. Zeev Rothstein y su amigo, Moshe Levy, propietario de la colección de automóviles, organizaron el evento, que contó con autos tan elegantes y raros como Rolls Royce, Cadillac, Mercedes, Lincoln, Duisenberg y Jaguar. Los niños fueron invitados a sentarse dentro de los autos, tocar la bocina y tomar fotos. También recibieron regalos, entregados directamente desde el maletero del automóvil delantero.

El Sr. Levy recibió la Medalla de Honor de Israel por sus acciones durante la Guerra de Yom Kipur cuando, a pesar de perder la mano durante una batalla difícil, lanzó una granada que eliminó las fuerzas egipcias enemigas y salvó muchas vidas. A pesar de su propia lesión grave, el Sr. Levy siguió ayudando a evacuar a los heridos.

“Vinimos para desear a los niños un feliz año nuevo, y volveremos a venir después de Rosh Hashaná”, dijo el profesor Rotstein. “Los niños son bienvenidos a unirse a nosotros cuando están completamente sanos”.