Hadassah se siente profundamente orgullosa de haber desempeñado un papel importante en la eliminación de la enfermedad de malaria en Israel hace ya varios años. Israel se mantiene libre de malaria hasta el día de hoy.

La malaria sigue matando a cientos de miles de personas alrededor del mundo, sin embargo,  Israel, gracias a una colaboración entre Hadassah y un microbiólogo pionero, erradicó la enfermedad hace décadas.

El Dr. Israel J. Kligler, emigró a Israel en 1920, creó un enfoque multifacético del problema de la malaria. Dicho enfoque Incluía el drenaje de los pantanos que eran un caldo de cultivo para los mosquitos y sus larvas; Agregando las especies de Gambusia de peces al agua, debido a que se alimentaban de las larvas de los mosquitos que él quería eliminar; Lo que hizo fue pulverizar áreas infestadas de larvas; Mejorar las condiciones de vivienda; Y el montaje de una gran iniciativa de educación comunitaria.

El Dr. Kligler primero realizó su investigación bajo los auspicios de la Unidad Médica Sionista Americana de Hadassah, que más tarde evolucionó hacia la Organización Médica Hadassah. Posteriormente fue director de la Unidad de Investigación de Malaria del Departamente de Salud de Palestina, convirtiéndose en uno de los primeros profesores de la Universidad Hebrea misma en la que fue Director del Departamento de Higiene y Bacteriología. Es el antecesor de la actual Organización Mundial de la Salud llamada Dr. Kligler y colegas. “beneficiando no solo a pacientes palestinos sino a personas al rededor de todo el mundo”. La historia del Dr. Kligler se preserva dentro de su libro llamado “La epidemiología y control de la Malaria en Palestina, publicado en 1930”.

La Organización Mundial de la Salud dedicó mucho dinero y esfuerzo para dar una solución al problema de la Malaria a través del uso de mosquiteros e insecticidas.

Como lo explica Maureen Malowany una historiadora especializada en Salud Pública y medicina en la Escuela de Salud y Medicina de la Universidad Hebrea de Braun “Cuando el tema de las redes se convirtió en el favorito de los donantes, las personas dejaron de destinar dinero para resolver la parte de la malaria a nivel larvario”.

Esta estrategia tuvo un éxito reducido debido a que las cepas resistentes de la Malaria comenzaron a ser un obstáculo importante para erradicar la enfermedad. Es decir, la malla y los insecticidas no logran terminar con la raíz del problema debido a que este se encuentra principalmente en la cantidad de larvas que se quedan dentro de innumerables charcos de agua.

Algunos expertos en mosquitos consideran que la estrategia desarrollada por el Dr, Israel Kligler debería seguir formando parte de la caja de herramientas para eliminar la malaria a nivel mundial.

Como lo explica la Sra, Malowany podría haber “una mezcla fenomenal en la tecnología del Siglo XXI con herramientas antiguas ya que a pesar de los millones que se han invertido en la investigación de la vacuna contra la malaria el problema persiste e incluso podría empeorar.”

En África Sub- Sahariana la malaria es responsable de la muerte de un niño cada 30 segundos. Al rededor de 250 millones de personas a nivel mundial están infectadas de malaria.

En diciembre del 2013, especialistas de todo el mundo vinieron a Jerusalén para atender a una conferencia llamada “Revisitando la Malaria: Pasando del control a la eliminación sostenible” presentada por el Centro Stanford F. Kuvin de estudios infecciosos y enfermedades tropicales dentro de la Universidad Hebrea de Jerusalén y el colegio Braun. El Sr. Malowany dirigió la conferencia junto con Bart Knols Presidente de la junta asesora de la fundación Neerlandesa de Malaria. Durante la conferencia se reconocieron las contrubuciones del Dr. Israel J. Kligler quien al rededor de 90 años dirigió con éxito una investigación con el fin de erradicar lo que entonces se conocía como “la enfermedad más importante de Palestina”.

Como el Dr. Kligler lo explica en su libro, al describir sus primeros pasos hacia la eliminación de la malaria: “Incluso antes de la evidencia de cifras y gráficos, la actitud de la población había cambiado; Se habían dado cuenta de que la malaria era una enfermedad prevenible “.

Actualmente como ciudadanos de todo el mundo, los científicos de la Universidad Hebrea continúan investigando sobre la malaria. Por ejemplo, el Dr. Dzikowski junto con un estudiante de doctorado llamado Inbar Amit- Avraham han descubierto el mecanismo genético por el cual un parásito en específico evade la respuesta inmune del cuerpo causando la malaria más peligrosa vista en humanos. El estudio fue publicado en las actas de la Academia Nacional de Ciencias. Como lo explica el profesor Dzikowski  “entender los mecanismos moleculares por los cuales el parásito evade el ataque inmune podría conducir al desarrollo de nuevos fármacos que interrumpan dicha capacidad haciendo que el sistema inmunológico humano tenga la posibilidad de eliminar la infección y superar la enfermedad.”

“Podemos ser la generación que acabe con la malaria, una de las enfermedades más antiguas y mortíferas de la historia humana”, enfatiza The Roll Back Malaria Partnership, una plataforma global para la acción coordinada contra la malaria. Como lo ha hecho Hadassah durante casi un siglo, sigue siendo un participante activo en su interés por participar en el tema “Día mundial de la malaria 2017”- “End Malaria For Good” –

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone