El enfermero Itzhak Brook, es testigo de cómo el equipo medico del los Hospitales Hadassah, salvan la vida de los enemigos de los soldado y que esto establece un estándar ético que es parte de cualquier persona en el momento en el que se convierte fisioterapeuta.

El Dr. Brook, ahora Profesor de Pediatría en la Universidad de Georgetown (Washington, D.C) sirvió como médico del ejercito durante la Guerra de los Seis Días en 1967, en la lucha por Jerusalén, y también como médico de batallón en 1973 en la Guerra de Yom Kipur del Sinaí. En las dos guerras, cuido a muchos prisioneros heridos. Ente ellos estaba un piloto egipcio. Dr. Brook recuerda: “Mientras arreglaba su pierna rota y vendaba sus quemaduras, me mostró una foto de su familia, sus dos hijos pequeños tenían las mismas edades que mis hijos. Me di cuenta de que sólo quería volver a verlos”.

Para el Dr. Brook, “cuidar a los enemigos prisioneros, humaniza a nuestros adversarios. Y yo siento una satisfacción interna de saber que yo puedo honrar la sanación de una persona”.

Lea más de las memorias del Dr. Brook, cuidando a los enemigos de los solados en Atlanta Jewish Times.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone