Una mujer de 63 años de edad y un hombre de 80 años, son los primeros destinatarios de los marcapasos inalámbricos dentro de la Organización Médica de Haddasah.

El marcapasos “Micra”, que acaba de ser introducido en Israel, corresponde a menos de una décima parte del tamaño de un marcapasos tradicional. Éste es introducido al corazón a través de un catéter el cual se inserta vía inguinal, pasando por las arterias del paciente. 

Los marcapasos tradicionales se implantan a través de una incisión en el pecho y son conectados al corazón a través de un alambre.

En lugar de usar cables para llevara  cabo la terapia de estimulación, este nuevo dispositivo está conectado al corazón a través de un electrodo en el extremo del mismo dispositivo.

“Fue fantástico”, dijo el cardiólogo Dr. David Luria de la Unidad de Electrofisiología de Haddasah, quien implanta los marcapasos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone