La Organización Médica Hadassah ha inaugurado la primer clínica en Israel especializada en atender enfermedades en la válvulas cardiacas. La clínica tiene como objetivo principal detectar y tratar los casos más complicados relacionados con enfermedades de válvulas cardiacas ocurridas cada vez con más frecuencia en adultos mayores.

Hasta el momento, el método para tratar los problemas de enfermedades de válvulas cardiacas ha consistido por defecto en operaciones a corazón abierto para remplazar la válvula o las válvulas dañadas. Comúnmente estas técnicas invasivas son sustituidas por cateterismos con la intensión de hacer un tratamiento menos invasivo. Sin embargo, en cualquiera de los casos, llevando a cabo un tratamiento eficiente contra las enfermedades cardiacas de válvula minimizan las amenazas y riesgos de perder la vida tales como ataques al corazón.

El Profesor Ronen Beeri Jefe de Centro de Investigación Cardiovascular de Hadassah explica: “ Se necesita un “equipo de cardio” para tratar a un paciente que sufre de enfermedades en las válvulas cardiacas. El tiempo transcurrido desde que un paciente es referido al “Instituto del Corazón” puede tardar meses. Generalmente, los pacientes con situaciones complejas relacionadas con este tema, no pueden darse el lujo de esperar tanto. El equipo multidisciplinario de cardio en nuestra nueva clínica ayudará a agilizar el proceso para que los pacientes reciban todos los ecocardiogramas necesarios y otros exámenes para diagnosticar y comenzar a tratar el problema dentro de esa misma semana.”

Con todos los médicos profesionales involucrados trabajando en sincronía en el cuidado de los pacientes este proyecto piloto acorta el tiempo en el que el paciente se encuentra en el limbo en lo que se le entrega el diagnóstico de su condición. Además el enfoque centralizado de la clínica permite una evaluación más precisa con una mejor recopilación de datos y permite a los especialistas hacer la elección más atinada relacionada con el correcto tratamiento para definir si la mejor opción es llevar a cabo una cirugía. Un cateterismo o algún otro manejo médico.

La clínica actualmente trata a tres pacientes a la semana. El profesor Berri cuenta que ha comenzado a recibir referencias de los médicos de atención primaria y espera poder aumentar de 5-10 pacientes por semana para el próximo año. “Más del 70% de los pacientes que han sido evaluados en la clínica hasta el momento han sido sometidos a operaciones o procedimientos como cateterismos de sus válvulas a excepción de uno, en Hadassah.”

El Profesor Beeri comenta, “la singularidad de nuestro equipo de cardio y la voluntad del mismo para reunirse cada semana y ayudar a los pacientes con problemas cardiovasculares continuará proporcionando el más alto nivel de atención para sus pacientes.”

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone