Dos hermanas, Efrat y Michal, dieron a luz a sus bebés en el Hospital Hadassah de Jerusalén Ein Kerem con cuatro horas de diferencia.

Fue el quinto hijo de Efrat y el segundo de Michal. “Vivimos lejos, pero quería dar a luz en Hadassah”, explicó Efrat. Para sorpresa de Efrat, se encontró con su hermana menor, Michal, en el hospital. La fecha para dar a luz de Michal era dentro de otra semana, pero cuando se rompió la fuente, corrió al hospital.

“El personal no fue nada menos que increíble”, comentó la abuela Zehuvit, cuyo marido, David, trabaja en Hadassah. “Hemos tenido una experiencia fantástica con resultados fantásticos”.

Lea más en Israel National News.com.