Médicos e investigadores del Centro Médico Hadassah han descubierto que los partos no planificados, realizados por cesárea, están más relacionados con la circunferencia del tamaño de la cabeza del feto, que con el tamaño y peso al nacer del mismo.

Se llegó a esta concusión después de realizar un estudio médico electrónico, basado en un registro de los bebés nacidos entre Enero del 2010 y Diciembre del 2012. El análisis de los investigadores indica que los niños que al nacer tienen la circunferencia de su cabeza mayor al percentil número 95 eran extraídos de la panza de sus madres vía vaginal dentro del 62% de los casos. Asimismo, cesáreas no planificadas eran realizadas en el 16% de los casos y el parto instrumental era realizado para el 11.6% de los casos. Por el contrario el 78.4% de los bebés que tenían la circunferencia de la cabeza menor al percentil número 95 fueron extraídos vía vaginal, el 7.8% correspondieron a cesáreas no planificadas y solamente el 6.7% fue extraído con ayuda del parto instrumental.

Además, descubrieron que las cesáreas no planificadas no estaban relacionadas con los bebés que tenían un alto peso al nacer y una circunferencia normal de cabeza.

Como explica el profesor Simcha Yagel , jefe de la División de Obstetricia y Ginecología: “Parece que hay una mayor dificultad para hacer frente a un feto con una cabeza más grande de lo normal, que está bajo el percentil 95 de peso que un bebé grande que tiene un peso de mayor percentil , pero cuya circunferencia de la cabeza es más pequeña . “El Prof. Yagel expone de manifiesto también que la investigación proporciona una buena razón para cambiar el protocolo relativo a un feto grande.

“Muchas madres, explica el Prof. Yagel ” Podrían ser autorizadas a tener un parto vaginal natural que es más seguro tanto para la madre como para el bebé. “Sin embargo, cuando el equipo analizó casos fallidos en los que se tuvo que utilizar una aspiradora para extraer al bebe, y se tuvo que realizar un parto de cesárea, resultó que el fracaso era tres veces mayor si la circunferencia de la cabeza era más grande de lo normal. Por lo tanto , el sufrimiento de un bebé podría reducirse al no utilizar la aspiradora cuando no es necesario .

Este estudio se encuentra dentro del “American Journal of Obstetrics and Gynecology “, donde los autores señalan que “son necesarios estudios prospectivos para medir la circunferencia de la cabeza del feto como un parámetro predictivo para el asesoramiento realizado antes de llevar a cabo el trabajo de parto de las mujeres con bebés grandes . ”

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone