La Profesora Michal Lotem de Hadassah, pionera en la investigación y curación del melanoma, está tratando a sus pacientes con un protocolo personalizado que sólo un puñado de centros de oncología alrededor del mundo pueden ofrecer.

Cuando sus pacientes acuden a ella con melanoma metastásico en estadio IV, donde los tratamientos estándar han fallado, la Profesora Lotem utiliza un protocolo de inmunoterapia de vanguardia llamado terapia celular adoptiva (ACT). El tratamiento consiste en extraer las células inmunes del tumor de un paciente y expandir su numero a millones para hacerlas más potentes. A continuación, se reinyectan en el paciente, que ahora está armado para combatir la enfermedad con un sistema inmunológico muy mejorado.

Después de haberse preparado en el Instituto Nacional del Cáncer en Bethesda, Maryland, la Profesora Lotem, Directora del Centro de Melanoma y Cáncer Inmunoterapia de Hadassah, modifica el protocolo basado en sus años de experiencia y el patrón de enfermedad del paciente. De esta manera, salva vidas cuando el pronostico es pobre. Como explica: “Tenemos que tener en cuenta el paisaje de mutación única de cada persona, porque el cáncer, aunque exhibe atributos comunes, tiene su propio perfil”.

Consideré a Esther, por ejemplo. Una enfermera de oncología de 62 años de edad, Esther fue diagnosticada con melanoma en 2012; 14 meses después, a pesar del tratamiento, su cáncer se había metatizado en su pared torácica. La Profesora Lotem lo trató con una vacuna personalizada, usando sus propias células tumorales que habían sido mejoradas en cultivo con una medicina llamada Keytruda. En enero de 2017, estaba completamente libre de melanoma metastásico.

Moshe, diagnosticado en agosto de 2013 con melanoma, no respondía a los tratamientos tradicionales. La Profesora Lotem lo trató con ACT y cerca de tres años y medio más tarde, en enero de 2017, estaba libre de cáncer.

Hannah tenía una variante única de melanoma. La Profesora Lotem recuerda que el cáncer de Hannah “parecía como si alguien había puesto tinta negra en su pierna y muslo”. La supervivencia típica para este tipo de melanoma metastásico es de un año y medio. 15 años, y hoy Hannah esta viva y con buena salud. Como lo expresa la Profesora Lotem: “Mi creencia es que Hannah no sólo esta viva, sino que está curada por todos los estándares médicos, ya que el protocolo médico es declarar a un paciente curado sin cáncer por 10 años”.

La Profesora Lotem, cree que: “Hay mucha arrogancia y orgullo en el campo de la medicina, pero siento que el crédito no debe darse a los médicos solamente. Tengo tanta suerte de ser médica en un momento en que tenemos fármacos eficaces. Tengo suerte de poder sentarme delante de mis pacientes y ver su felicidad en vez de su miseria”.

La Profesora Lotem tampoco cree que los médicos deben decir a los pacientes que tienen x numero de meses para vivir o como ella lo llama “profetice la practica”. Ella se concentra más bien en tratar de ayudarlos a vivir. Con ese fin, la Profesora Lotem sigue haciendo investigaciones para encontrar formas cada vez más poderosas para aumentar la respuesta inmune de las células inmunitarias mejoradas. El año pasado, la Organización Médica Hadassah recibió una subvención de 337.500 dólares de la Alianza de Investigación de Melanoma, que sede en Washington por desarrollar una proteína que hará que las células inmunitarias sean mejores asesinas contra el cáncer.

La Profesora Lotem, que ya sabía que se convertiría en médica cuando tenía sólo cinco años, lleva 20 años realizando inmunoterapia. Fue una pionera en el campo cuando aún no llevaba la misma preparación que la mayoría de los profesionales médicos. Ella y su equipo en HMO comenzaron administrando primero vacunas personalizadas a sus pacientes de melanoma en etapa avanzada, derivados de las propias células tumorales del paciente, después de la cirugía. Luego vino la próxima generación de vacunas, hechas con línea de tumor genéticamente modificadas. Como explica La Profesora Lotem, “la vacuna HMO fue diseñada como un tratamiento preventivo, como un recuerdo de la enfermedad del sistema inmunológico para que pudiera reconocer al enemigo, y por lo tanto, prevenir una recurrencia”.

La estrategia de tratamiento pasó luego a la creación de una vacuna hechas de células del sistema inmunológico, fortificadas para luchar contra un enemigo que ya conocían. HMO comenzó a participar en los primeros ensayos clínicos con tratamientos biológicos, dirigidos a mejorar el sistema inmunológico. Fue entonces, que se dieron cuenta de que podían lograr un efecto sinérgico combinando el tratamiento biológico con su vacuna. “El sistema inmunológico es un sistema complejo, así que tienes que abordar el tratamiento de una manera compleja” Explica la profesora Lotem.

Según la Profesora Lotem, “el mundo está ahora convencido de que la inmunoterapia es el camino a seguir”. Ella cree que la inmunoterapia “se convertirá en la principal plataforma para tratar el melanoma, así como otros tipos de cáncer”.

Escucha a Hannah y a la Profesora Lotem contar la historia de cómo Hannah fue curada milagrosamente cuando antes de venir a HMO, se le dio un cinco por ciento de posibilidades de supervivencia en el mejor de los casos

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone