La Unidad para el tratamiento del Parkinson y trastornos motrices dentro del Centro Médico Hadassah, es el centro más grande de la nación dedicado a la Estimulación Cerebral Profunda (ECP) de tratamiento para los pacientes que padecen de Parkinson o Distonía impulsando un importante centro de referencia para pacientes con trastornos de motricidad provenientes de todo Israel.

La ECP, es un procedimiento neuroquirúrgico, el cual implica la implantación de electrodos dentro de ciertas áreas del cerebro, provocando la producción de impulsos eléctricos para regular la actividad anormal del cerebro.

La cantidad de estimulación dentro de la ECP es controlada con un dispositivo similar a un marcapasos, colocado debajo de la piel en la parte superior del pecho del paciente. Por medio de un cable que viaja dentro de la piel, se conecta éste dispositivo a los electrodos ubicados en el cerebro.

Para optimizar el tratamiento que se ofrece a los pacientes, y proporcionarles el mejor alivio a sus síntomas, los médicos y científicos de Hadassah, están explorando varias tecnologías de última generación. Entre ellas están:

  • Sistemas virtuales en 3D y desarrollo de algoritmos que ayuden a identificar el grado de movimiento muscular involuntario y la disminución de la expresión facial, características de la enfermedad de Parkinson. Éstas tecnologías pueden ayudar en un futuro próximo a optimizar la programación de la ECP y ajustar la dosis y el momento de la medicación en pacientes con o sin ECP.
  • Grabaciones de multicanal de potenciales electrónicos por medio del cuero cabelludo y el posterior desarrollo de algoritmos para la rápida detección de la cantidad óptima de estimulación proporcionada al cerebro después de la cirugía de ECP.
  • Herramientas electrofisiológicas durante y después de la cirugía de ECP para entender los procesos fisiopatológicos en los ganglios basales cuando se presenta la enfermedad del Parkinson. Los ganglios basales son un grupo de estructuras vinculadas al tálamo en la base del cerebro, el cual está involucrado en la coordinación del movimiento.

El alcance de la investigación de Hadassah es muy diversa: especialistas de Hadassah en trastornos del movimiento, están estudiando el impacto de la enfermedad del Parkinson en el gasto de energía durante el ejercicio, en colaboración con el Departamento de Neumología de Hadassah así como la identificación de genes recesivos en la población árabe, los cuales están ocasionando el padecimiento de la enfermedad de Parkinson.

Distonía

La Distonía, es un trastorno de movimiento, se caracteriza por la producción anormal de movimientos voluntarios. Los procesos fisiológicos que conducen a la Distonía aún son desconocidos, sin embargo, se asume que los ganglios basales juegan un papel central dentro del padecimiento. El neurólogo de Hadassah Dr. David Arkadir relata que durante un estudio que realizó en el centro Médico de la Universidad de Columbia, estudió la relación entre la plasticidad del cerebro y el aprendizaje de procesos en pacientes con DYT1, la forma más común de Distonía hereditaria entre la comunidad judía Ashkenazi. Él y sus colegas mostraron que las predicciones que se basaban en modelos genéticos modificados aplicados en animales eran relevantes para humanos que padecían de esta enfermedad.

En su investigación actual sobre Distonía, el Dr. Arkadir se esfuerza por entender la enfermedad desde diferentes perspectivas comenzando por el comportamiento humano los procesos cerebrales de la red y aspectos básicos de genética. Por ejemplo:

  • Identificando las redes cerebrales implicadas en la Distonía, presentadas en pacientes que padecen de la enfermedad y realizar pruebas de comportamiento mientras graban la actividad cerebral usando imágenes y técnicas no invasivas.
  • Estudiando la relación entre la actividad neuronal dentro de los ganglios basales y diferentes tipos de Distonía (tanto genética como no genética) durante la cirugía de ECP. Este estudio pretende encontrar las vías patológicas comunes existentes entre los diferentes tipos de Distonía tanto genéticos como no genéticos.
  • Buscando genes que modifican la gravedad clínica de la DYT1 con la finalidad de revelar las vías para nuevas terapias potenciales.

El Dr. Arkadir expresa: Todos estos proyectos de investigación y tecnologías de última generación, comparten una misión común: “Aprender cómo manejar mejor los trastornos motrices y proporcionar a los pacientes una mejor calidad de vida.”

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone