El Centro para el corazón del Centro Médico Hadassah es el primero en Israel en utilizar una nueva tecnología para revertir el daño eléctrico en el corazón mediante un sistema eléctrico natural del mismo corazón.

La nueva tecnología, llamada “His Pacing”, se desarrolló en los últimos años. Funciona con el “Bundle of His” del corazón, una colección de células del músculo cardíaco especializadas en la conducción eléctrica. Su estimulación se compone de una colección de fibras de estimulación que se colocan justo en la base de los ventrículos del corazón. Al conectar un solo electrodo al paquete de “His”, los cardiólogos activan los ventrículos usando el sistema de cableado natural del corazón. A veces, la técnica no solo conduce a una reversión del daño de la conducción, sino también a la mejora de la función cardíaca en general.

Tradicionalmente, los marcapasos se utilizan para corregir los ritmos anormales, utilizando diminutos pulsos eléctricos para “estimular” artificialmente el corazón. Los pulsos son emitidos por un electrodo colocado en la punta de cables finos que se colocan a través de una vena en el lado derecho del corazón.

Si una de las cámaras del corazón pierde un latido o late demasiado lento, se envían pulsos de electricidad de bajo nivel a la pared del corazón. La estimulación conduce a la contracción del músculo cardíaco a través de la conducción de célula a célula, en lugar de a través del cableado nativo del corazón.