Stewart Greenberg, un paciente con melanoma atendido dentro del Hospital Hadassah relata: “Los doctores que me atendieron en florida no podrían creer que hoy en día me encuentro sano después de haber predicho mi “probable muerte.”

De pie junto a su esposa Maggie, frente a la famosa estatua de la fundadora de Hadassah, Henrietta Szold, quien pidió que a partir de ahora miren hacia delante.

El Sr. Greenberg ahora disfruta de la vida después de haber sido diagnosticado en el año 2012 de un melanoma en fase 4 gracias a los tratamientos recibidos en el Centro Médico Hadassah.

A pesar de que en diferentes centros médicos en los Estados Unidos aseguraron que no había solución para contrarrestar la enfermedad y su progreso, la Dra. Mijal Lotem, Jefa del Centro de Melanoma y Cáncer de células madre tuvo éxito al tratar al paciente con el uso de una vacuna especializada en melanoma.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone