Barbara Sofer, Directora de Relaciones Públicas de Hadassah Israel, recibió varios mensajes de pacientes que querían agradecer al Hospital Hadassah y a todos los partidarios de Hadassah, entre ellos:

Hayim Levtov, uno de los soldados que se lastimó el brazo y la pierna durante la guerra en Gaza. “Él caminaba por los pasillos y se veía animado; me pidió que agradeciera a los partidarios de Hadassah”.

Shahar Israel y sus padres, Amos y Esther, quienes celebraron su Bat Mitzvah en el Centro de Convenciones de Hadassah, en Las Vegas, en julio de este año. Cuando Esther se enteró que tenía cáncer cerebral, ella y Amos decidieron adoptar una hija. A pesar de que Shahar fue adoptada, desafortunadamente enfermo de leucemia. Gracias a d-os Esther y Shahar fueron curadas en Hadassah.

Sheina Goldstein Weinstein, madre de cuatro hijos, que está siendo tratada por linfoma en Hadassah (y quien también es la sobrina de Barbara Goldstein, Directora Adjunta de Hadassah en Israel). Su prima Dina murió de esta misma enfermedad, pero según los médicos de Sheina, ella estará bien.

Ori Ronen, el paracaidista que luchó a pesar de haber recibido un balazo en el hombro. Su herida fue muy complicada, pero los ortopedistas de Hadassah lo sacaron adelante. Él y su familia son fanáticos de la Torre Sarah Wetsman Davidson, donde tuvieron la oportunidad de acompañarlo en lo que sanaba. ¿Cómo está? “Buenas noticias, estoy muy bien y puedo reincorporarme a la unidad”, le dijo a Barbara Sofer.

Matan, es un niño de siete años que había estado visitando a distintos médicos durante seis meses, porque tenía los ojos rojos. Le habían recetado diferentes gotas, pero no fue hasta que la Dra. Irene Anteby, Directora del Centro Pediátrico de Oftalmología de Hadassah, lo revisó, que en verdad recibió ayuda. La Dra. Anteby descubrió un pedazo pequeño de metal que penetró su ojo por un experimento científico que realizaron sus hermanos; después de mucho tiempo era difícil extraer el metal. Matan ya está bien y sus padres mandan su agradecimiento.

Prof. David Kazhdan, el matemático israelí que ganó un premio y que el año pasado estuvo en la Unidad de Cuidados Intensivos por haber sido atropellado por un camión.  El Prof. Yoram Weiss, Director del Hospital Hadassah Ein Kerem comentó: “En varios centros médicos no lo hubieran recibido”. La Sra. Sofer lo vio caminando en la calle con un bastón, pero a paso rápido.

David Fintzi, quien fue electrocutado y quemado en un accidente en Rumania. Él estuvo al borde de la muerte camino a Israel. En Hadassah lo salvaron y ahora está estudiando medicina. Él y sus padres, Andre y Manuella, mandan su agradecimiento y bendiciones.

Muhammed Husam, un mesero de Jaifa que vive en Ramala, está muy agradecido con la Dra. Polina Stepensky por haber salvado a su hija Tasnin de nueve años, que sufre de un desorden raro de insuficiencia inmune. Es la primera en sobrevivir su condición.

Y de los evacuados del Kibbutz Nachal Oz, de la franja de Gaza, que encontraron refugio junto con sus hijos en la villa de jóvenes de Hadassah y Hadassah Neurim durante la Operación Margen Protector; la Sra. Sofer dijo: “Por favor díganle a los partidarios de Hadassah, que ellos son nuestro Margen Protector”.

“Estos son algunos de los miles que han sido conmovidos en este año. “Su apoyo en los momentos fáciles y difíciles ha hecho la diferencia”, dijo la Sra. Sofer.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone