El verano pasado, Kimberly Winkler, de 22 años, sufrió un aneurisma cerebral masivo durante un viaje a Israel. Los especialistas del Centro Médico Hadassah le salvaron la vida y ahora se está recuperando en su país nativo República Dominicana.

Una estudiante de ingeniería industrial en la Universidad de Minnesota, Kimberly se sometió a varias operaciones cerebrales en Hadassah para aliviar la hemorragia que puso en peligro su vida. “Sus exploraciones fueron tan malas que todos se sorprendieron de que todavía estuviera viva”, relata el neurocirujano principal Prof. José Cohen.

Kimberly ha ido progresando con su rehabilitación, y ahora ella ya puede caminar, hablar y comer usando utensilios con ambas manos.

Lee más sobre la milagrosa historia de Kimberly

Escucha sobre su milagrosa historia de sobre vivencia, desde los doctores de Hadassah y sus padres.