Después de casi dos meses de tratamiento en Hadassah, Eden Dadon una víctima de 16 años de edad que estuvo presente en un ataque terrorista en el que se exploto un autobús, ha logrado salir de Hadassah para comenzar a rehabilitarse.

El 19 de Abril del 2016, Eden y su madre subieron al camión número 12 cerca de su hogar ubicado por un suburbio en el sur de Jerusalén llamado Talpiot con la intención de hacer algunas compras en el centro comercial. Eran las 5:45 p.m, una semana antes de Pesaj y el autobús venía completamente saturado. Por la cantidad de pasajeros en el mismo, madre e hija no pudieron sentarse juntas, Eden busco un asiento en la parte trasera mientras que su madre encontró un lugar más cercano a la parte delantera. El autobús había avanzado relativamente muy poca distancia cuando de pronto el terrorista Abed al-Hamid Abu Srour de 19 años de edad, quien se encontraba sentado cerca de Eden en la parte trasera del autobús, dejo explotar una bomba. Abu Srour proveniente de una familia de clase media, que radica cerca de Bethlehem, fungía como miembro activo del Hamas.

En el momento de la explosión, el autobús se incendió al igual que dos vehículos cercanos.

Eden resultó ser la más gravemente herida de las otras 21 víctimas (fuera del terrorista que provocó la explosión, quien murió después del bombardeo). Se logró llevar a Eden de inmediato en ambulancia al Hospital Hadassah de Ein Kerem.

Su madre Racheli quien tuvo heridas menores ocasionadas en el ataque también fue atendida en Hadassah y se mantuvo al lado de su hija durante el largo proceso de hospitalización.

Después del tratamiento inicial realizado en el Centro Swartz en Hadassah para Trauma y medicina de emergencia, Eden fue transferida a la Torre del Hospital Sara Wetsman Davidson a la Unidad de terapia intensiva. Estuvo internada en terapia intensiva durante dos semanas, hasta que finalmente los encargados fueron capaces de reducir la dosis de medicamento. Las buenas noticias se pasaron primero por el hospital y más tarde por todo Israel: Eden había despertado y se comunicaba con su mamá.

La semana pasada Hadassah EUA se las arregló para organizarle a Eden un manicure al lado de su cama.

La madre de Eden dijo “Me dieron el regalo más grande que es tener a mi hija de vuelta, no hay agradecimiento suficiente. Gracias Hadassah”

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone