La familia Sofer estaba de camino a visitar a unos primos para realizar los servicios de Shabat cuando una bomba Molotov hizo contacto directo con su vehículo impactándose justo en la ventana trasera del automóvil y finalmente aterrizando sobre la silla portátil de la pequeña Tahel de 3 años de edad.

Gracias al increíble nivel de atención de la unidad de trauma de Hadassah la pequeña no solamente sobrevivió sino que pudo recuperarse el 100%.

Observa el video y se testigo de la recuperación de Tahel en donde aparece jugando felizmente con sus vecinos además de exponer la experiencia de Hadassah y de la familia Sofer frente al terrorismo.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone