Siete meses después de haber sido gravemente herida en un ataque terrorista que le quitó la vida a cuatro de sus compañeras, Danna Ofir comenzó a correr nuevamente. “Realmente pude correr después de cuatro meses. Los doctores no podían creerlo” dijo Dana. “Esta es una de las recuperaciones más dramáticas que hemos presenciado”, dice el Jefe de la Unidad de Trauma Ortopédica del Hospital Hadassah de Ein Kerem, Prof. Rami Moshayov.

Danna Ofir fue una de los 13 soldados heridos en un atentado terrorista en el barrio de Armon HaNatziv en Jerusalén en enero pasado. Cuatro soldados murieron.

“No recuerdo mucho del ataque. Es como un agujero negro; Recuerdo haber llegado a Jerusalén ese domingo por la mañana durante un curso de una semana de duración, y esto sucedió la misma mañana. Llegamos a la primera conferencia en el Centro de Congresos, y luego fuimos a Armon HaNatziv. Se suponía que era sólo un punto de encuentro, y ahí el terrorista nos atacó”.  Recuerda Danna de 20 años de edad.

Danna fue llevada al Hospital Hadassah Ein Kerem, sufriendo lesiones graves. Durante cinco días permaneció en el Departamento de Trauma antes de que los médicos pudieran detener la severa hemorragia en su abdomen. “Grite por el dolor. Había tanta agitaciones alrededor, tanta gente. Sufría de sangrado severo en mi barriga, hígado y pulmones desgarrados, y heridas en todo mi cuerpo”, recuerda. Posteriormente, fue trasladada al Departamento de Traumatología Ortopédica, donde el Prof. Rami Moshayov, jefe de la unidad, realizó varias cirugías reconstructivas en su área pélvica.

“Las lesiones de Danna fueron de las más severas que hemos encontrado en nuestra unidad, después de una serie de cirugías ortopédicas complejas de restauración pélvica, pudimos estabilizar su condición y ponerla de nuevo en sus pies. Contra todo pronóstico, se recuperó notablemente, e incluso se graduó de un curso de oficiales de la FDI. Este es definitivamente uno de los casos más notables y raros que pudimos tratar”. dijo el Dr. Moshayov.

Danna fue dada de alta del hospital y durante dos meses estuvo en silla de ruedas. Ella sufría de un dolor terrible que no le permitía dormir por la noche y tenia que usar analgésicos fuertes. Pero ella tuvo un sueño, y se negó a darse por vencida. “Yo creía en mí misma, trabaje duro en mis sesiones de fisioterapia cuatro veces a la semana” ella dijo. “Los doctores dijeron que podría caminar de nuevo en seis meses. Pero después de cuatro meses, yo ya era capaz de correr. Los doctores no lo podían creer”.

Hace dos semanas, sólo siete meses después del ataque, el sueño de Danna se hizo realidad: ella completó su curso de Oficial de Entrenamiento de Combate. “Recibir el rango de Oficial en la ceremonia fue la experiencia más memorable que he tenido. Estoy feliz de poder inspirar a otros, y estoy dando conferencias, hablando sobre mi proceso de recuperación. Esta es mi victoria sobre el terrorista, y este es el mensaje que quiero transmitir a los demás” dice.

Lea el articulo en Hebreo

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone