Temprano esta mañana, Boris Gustav Welberada de 36 años, un guardia de seguridad civil, fue apuñalado en la mano mientras custodiaba Karemei Tzur, un área residencial cerca de Gush Etzion. Fue llevado a urgencia en el Hospital Hadassah Ein Kerem y fue tratado en el Centro Swartz de Medicina de Emergencia. El Dr. Shai Luria, especialista en cirugía de mano, lo operó.

Como se muestra en la foto de arriba, el Prof. Rami Mosheiff, jefe del centro de traumatología ortopédica del hospital, informó a la prensa sobre la condición de la víctima. Dijo que el guardia se estaba sometiendo a pruebas para determinar si conservaría la función completa de su mano. “El terrorista lo apuñaló en la palma de la mano. Aparte de eso, él está perfectamente sano “, dijo Mosheiff. “Soy optimista sobre su mano. Sus nervios están funcionando, pero todavía estamos en el proceso de verificarlo “.

Welberada se mudó a Israel desde Ecuador hace diez años y es un padre casado con cinco hijos.

El terrorista, Hamzeh Yousef Zamaareh, de 19 años, que había llegado al lugar en automóvil, fue baleado y asesinado por un segundo guardia.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone