IRAEL21C.ORG ha informado que un procedimiento riesgoso y delicado se realizó por primera vez en mucho tiempo en Israel esta semana por un equipo interdisciplinario de médicos del Centro Médico Hadassah que reparó un defecto cardiaco grave en un feto de 28 semanas de edad en el útero.

El equipo médico ensanchó la aorta del bebé usando una técnica de balón similar al cateterismo de un adulto.

“En el proceso de cateterización, bajo anestesia epidural para la madre y anestesia para el feto también- porque no queremos que sienta dolor- insertamos una aguja muy delicada a través de la pared abdominal de la madre, directamente al ventrículo izquierdo del corazón fetal”, dijo el Dr. Yuval Gielchinsky, jefe de medicina fetal en el campus de Hadassah Ein Kerem.

La madre embarazada se había acercado al Dr. Azaria Rein, director del departamento de cardiología pediátrica de Hadassah, después de que las pruebas mostraran el defecto cardiaco de su bebé.

“El diagnostico fue un estrechamiento crítico de la válvula aortica, que también se acompaña de graves daños a la función del ventrículo izquierdo, que apenas era capaz de contraer y realizar su función”, dijo Rein.

A los padres del bebé se les dijo que sin tratamiento, el ventrículo izquierdo probablemente degeneraría y no seria capaz de transferir sangre al cuerpo del bebé después del nacimiento. Decidieron intentar el procedimiento del cateterismo.

Gielchinsky dijo que esta cirugía compleja especifica se realiza en solamente algunos centros médicos alrededor del mundo pero nunca antes había sucedido en Israel.

“Estamos en una nueva era médica en el campo de embriología y la cardiología, que ofrece no sólo el diagnostico, sino también la atención prenatal. La operación conlleva un mayor riesgo por el feto, pero creemos que su éxito mejorará en gran medida de las posibilidades del bebé de tener una vida sana y larga”.

El éxito de la cirugía se puede evaluar sólo después de que el bebé nace, pero los médicos estaban contentos con los resultados iniciales. La ecocardiografía fetal muestra que la función del ventrículo izquierdo en el corazón del bebé ha mejorado significativamente.

“La operación se desarrolló sin complicaciones; inmediatamente después de la operación vimos una mejora en el flujo sanguíneo a través de la válvula”, señaló el Dr. Sagi Gravi, director de caracterización pediátrica.

Otros miembros del equipo quirúrgico incluyendo a la Dr. Simcha Yagel, la Jefa de OB-GYN en Hadassah, la Dra. Nili Yanai y la anestesista la Dra. Carolyn Weinger.

Informe de Abaigail Klein Leichman de Israel21C.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone