Una prueba clínica sin precedentes fue lanzada en el Centro Médico Hadassah, la cual probará la efectividad de un tratamiento para esclerosis múltiple que involucra varias inyecciones de células madre mejoradas inoculadas directamente al líquido cefalorraquídeo; esto podría traer esperanzas a 2.5 millones de pacientes que padecen de esta enfermedad neurodegenerativa, a nivel mundial.

La prueba, bajo la dirección del Prof. Dimitrios Karussis, director del Centro de Esclerosis Múltiple de Hadassah, es aleatoria doble ciego, un estudio controlado con placebos que eventualmente tendrá 48 pacientes con esclerosis múltiple. Mientras que los pacientes en el grupo de control no sabrán si desde un inicio están recibiendo el tratamiento o un placebo, la prueba contiene un diseño cruzado para que eventualmente todos puedan recibir el tratamiento de las células madre, a pesar de que algunos pacientes reciban el tratamiento actual seis meses después.

El concepto novedoso de inyectar células madre directamente al líquido cefalorraquídeo tiene como objetivo que las células circulen por las áreas dañadas del sistema nervioso. “Las células madre inyectadas son el estado preliminar de la maduración”, dijo el Prof. Karussis; “Teniendo el potencial para renovar la mielina dañada, el nervio que cubre, el cual se degenera en esclerosis múltiple, así como suprimir la enfermedad. El proceso de regeneración no solo evitará ataques futuros de esclerosis múltiple, sino que también mejorará de manera significativa las funciones motoras y cognitivas que fueron afectadas previamente por la esclerosis múltiple; entre ellas caminar y la memoria entre otras más. Los resultados preliminares de nuestra prueba han visto como los pacientes que dependen de una silla de ruedas pueden ponerse de pie nuevamente”.

El Prof. Karussis espera tener un análisis interino de los resultados dentro de un año; se espera que el estudio esté completado para finales del 2016 o principios del 2017.

“Esto verdaderamente es una prueba revolucionaría a nivel mundial. Esperamos que los múltiples componentes sin precedentes de la prueba, incluyendo varios sujetos, técnicas de inyección y las dobles inyecciones sean la esperanza de una nueva forma de tratamiento para la esclerosis múltiple”.

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone