Un equipo internacional, guiado por el oncólogo del Hospital Hadassah, el Dr. Amir Sonnenblick reveló que dar un medicamento llamado metformina a mujeres diabéticas con cáncer de mama, puede ayudar a prevenir su recurrencia.

Este cáncer de mama “HER2-positivo” tiende a crecer más rápido, por lo que es más probable que se propague y que vuelva, en comparación con los cánceres de mama HER2-negativos. Cuando se administra la insulina a pacientes con HER2-positivo, el tratamiento duplica el riesgo de que el cáncer vuelva a aparecer.

Estudios previos han sugerido que la administración de metformina, un fármaco antidiabético que suprime principalmente la producción de glucosa por el hígado, puede prevenir o retrasar la reaparición del cáncer de mama. El estudio del Dr. Sonnenblick, se basó en una base de datos muy grande de un ensayo clínico de fase III, involucró a más de 8, 381 pacientes con cáncer de mama de todo el mundo. Mientras que 7,935 de los pacientes (94.7 %) no tenían antecedentes de diabetes en el diagnostico de cáncer de mama, 186 (2.2%) tenían diabetes y no estaban siendo tratados con metformina y 260 (3.1%) eran diabéticos y habían sido tratados con metformina.

Los investigadores descubrieron que la metformina puede mejorar el peor pronostico que se asocia con la diabetes, principalmente en pacientes con cáncer de mama HER2-positivo primario y con receptores hormonales positivos.

“Creemos que para los pacientes con diabetes y HER2-positivo y hormonas receptoras positivas de la enfermedad, es recomendable el tratamiento con metformina, si los pacientes no han recibido tratamiento es recomendable evitar el consumo de insulina lo más posible. Desde un punto de vista medico, los pacientes con diabetes y HER2-positivo, así como de hormonas receptoras positivas de la enfermedad y que además consumen frecuentemente insulina, deben de considerarse que corren un mayor riesgo de recurrencia” Explicó el Dr. Sonnenblick

Los hallazgos del estudio se detectan en el numero de mayo de 2017 del Journal of Clinical Oncology. El equipo internacional de investigadores incluía médicos de Bélgica, Brasil, Chile, Dinamarca, Irlanda, Israel, Italia, Japón, Eslovenia, Suiza, Países Bajos, Reino Unido y Estados Unidos.

A partir de 2013-2015 el investigador principal Sonnenblick hizo una beca de investigación clínica y de investigación en cáncer de mama en el Instituto Jules Bordet en Bruselas, Bélgica.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone