Según el Dr. Shahar Arzy, a raíz de una crisis convulsiva, un paciente epiléptico experimentó una revelación mesiánica “compatible con la psicosis postictal (PIP)” comprobando dicha teoría bajo un registró de la actividad cerebral realizada en tiempo real con ayuda de un electroencefalograma.

La psicosis postictal se caracteriza por la existencia de alucinaciones, delirios, paranoia, cambios afectivos y agresión a nivel visual y auditivo. El monitoreo cerebral permite a los neurocientíficos detectar actividad eléctrica en el cerebro.

El paciente de 46 años estaba siendo tratado para estudiar la epilepsia ocurrida en el lóbulo temporal de su cerebro. De pronto comenzó a experimentar una revelación religiosa, en la que comenta haber visto y tenido una conversación con Dios.

El doctor Arzy, Director del Laboratorio de Neuropsiquiatría de Hadassah, explica dentro de su artículo titulado Dios me ha enviado hacia ustedes: la epilepsia en el lóbulo temporal derecho, la psicoquis en el lóbulo izquierdo prefrontal (la cual acaba de ser publicada en Epilepsia y Comportamiento), “tuvimos la oportunidad de grabar a un paciente teniendo una conversación religiosa surgida a raíz de un delirio por una crisis epiléptica, ocurrida en el lóbulo temporal derecho, gracias a un electroencefalograma que se mantuvo grabando mientras la convulsión duro.”

A lo largo del tiempo se han detectado patrones repetidos de alucinaciones religiosas en pacientes que padecen de epilepsia, sin embargo, los científicos aun no han localizado el mecanismo neuronal que desencadene este factor.

En este caso en particular, el Dr. Arzy y su equipo de científicos, detectaron durante el momento de la crisis epiléptica, un incremento de actividad en la gama baja del cerebro del paciente. También fueron capaces de identificar la zona dentro del cerebro que estaba generando dicha actividad concluyendo que ésta se encontraba localizada en la corteza prefrontal izquierda.

El periódico Times de Israel señala que este estudio “marca la primera vez” en la que “se captura la visión mesiánica  de una persona gracias al equipo de monitoreo del cerebro y puede éste ser un gran paso hacia entendimiento de la epilepsia.” Lee más sobre la historia de este paciente en el Times de Isarel.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone