Las piedras han sido un símbolo de conflicto en Jerusalén por mucho tiempo, al rededor de dónde se encuentra el hospital Hadassah Monte Scopus. Sin embargo, Hadassah le ha dado un nuevo uso a las piedras con su proyecto llamado “Piedras para la paz” en el cual se le pidió a los niños que se encuentran internados en el hospital, que pintaran piedras expresando su anhelo y deseo de alcanzar la paz. La fotografía de un niño deteniendo su “Piedra para la paz” fue una de las 5 ganadoras en un concurso fotográfico que se realizó patrocinado por USAID-ASHA (Agencia de los Estados Unidos para el desarrollo Internacional- Escuelas y Hospitales americanos en el extranjero).

Cuando el conflicto fuera del Hospital Hadassah se intensificó, Hadassah decidió lanzar este proyecto para enseñar a los niños a conocer medios para resolver conflictos de manera pacífica. A los niños se les introduce dentro del tema de resolución pacífica de conflictos antes de comenzar a pintar.

Después de que las piedras son pintadas se transfieren a la fuente que se localiza en el jardín curativo donado por Hadassah Australia ubicado fuera del Centro para niños que padecen de enfermedades crónicas en Hadassah.

Un paciente que lleva internado varios meses llamado Mohammed Abdeen de 18 años ganó el premio a la mejor foto la cual se exhibió en Hadassah.

La organización USAID dona a Hadassah al rededor de un millón de dólares a Hadassah cada año para la compra de equipo médico.

 

La fotografía que se muestra en la parte superior fue la ganadora patrocinada por USAID-ASHA, fue exhibida en la conferencia anual de USAID-ASHA Partners de Hadassah en Estados Unidos.

 

En la imagen Mohammed Abdeen tomando fotos de los niños pintando sus piedras.
Las piedras en la fuente del jardín de curación que se localiza fuera del Departamento para Niños con Enfermedades Crónicas en el Hospital Hadassah Monte Scopus.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone