Un artículo en el Jewish Chronicle del Reino Unido describe cómo Sally Becker, una voluntaria con Hadassah Reino Unido, se encuentra involucrada en una misión para salvar a las personas que corren riesgo en la guerra de Mosul. Ha creado la única unidad pediátrica de primera línea en esta zona devastada por la guerra y se ha asociado con el Centro Médico Hadassah en Jerusalén para tratar a niños que necesitarán atención pediátrica especializada.

Sally ha sido bautizada como el “Angel de Mostar” gracias al desempeño que ha mostrado durante la permanencia de la guerra de los Balcanes, la Sra. Backer ha creado la primer unidad móvil “listo para batalla” orientada completamente en el objetivo de salvar a niños que corren riesgo o se encuentran en zonas de conflicto.

Creo un equipo de 8 personas encargadas de atender y dar respuesta a la crisis humanitaria actual ocurrida en Mosul, donde un estimado de 350.000 niños se encuentran atrapados mientras que las fuerzas iraquíes apoyadas por los EEUU intentan tomar la ciudad de nuevo de las manos de la organización terrorista Daesh (ISIS).

Hablando desde las afueras de Mosul, al oír las explosiones mientras el humo negro se elevaba detrás de ella, dijo: “La misión de la unidad es proporcionar un alivio médico pediátrico de primera línea. Nada de esto existía antes.”

Para leer más sobre el trabajo que realiza Sally Backer y el apotyo que brinda Hadassah entra a:

https://www.thejc.com/news/news-features/we-are-the-only-frontline-paediatric-unit-in-mosul-1.438473

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone