El difícil recorrido de ser diagnosticado con leucemia hasta ser tratado en el Centro Médico Hadassah con un tratamiento que te salva la vida, fue lo que le sucedió a Shahar a los seis años, cuando comenzaba a sentirse agotada en sus clases de ballet y quería dormir en exceso.

Su padre y madre, Amos y Esther Israel, llevaron a Shahar para ser examinada y ahí fue cuando descubrieron una protuberancia.

Debido a que Esther Israel es una sobreviviente del cáncer porque Hadassah le salvó la vida, ella y Amos llevaron a Shahar a Hadassah, donde fue atendida por el Dr. Michael Weintraub, Director de Hemato-Oncología Pediátrica y su equipo. Él explicaba que cuando Shahar llegó a Hadassah, su vida corría peligro. Pasó por momentos difíciles, ya que el proceso para encontrar la cura es tedioso tanto para la niña como para los padres. Pero hoy ella es una adolescente sana y libre de leucemia.

Cada año, Shahar (que significa “amanecer” en hebreo) viene al Departamento de Oncología Pediátrica en Hadassah para platicar con los padres de familia y sus hijos, ofreciéndoles una emocionante prueba de lo que es vivir sin leucemia. Ella dijo: “Bailo, hago deportes, hago de todo; soy como una nueva Shahar”.

En la Convención Americana 2014 que se llevó a cabo el mes pasado en Hadassah, Shahar celebró su Bat Mitzvah con los delegados en Las Vegas, Nevada. Haz click aquí para conocer a Shahar y su historia. http://bcove.me/qe01wsiv

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone