Con la ayuda de la robótica, las personas en sillas de ruedas están aprendiendo a caminar nuevamente, gracias al Lokomat.

El paciente de Hadassah, Dvir Teitelbaum, un soldado que de repente se paralizó. Él ya está viendo mejoras con esta terapia de vanguardia. El Lokomat se inauguró en la inauguración del nuevo Centro de Rehabilitación del Hospital Hadassah en el Monte Scopus en Jerusalén.

“La mayoría de nuestros pacientes vienen en sillas de ruedas, y hay un gran momento cuando salen de aquí”, dijo la Dra. Isabella Schwartz, Directora del Departamento de Medicina Física y Rehabilitación.

Siempre es el momento adecuado para ayudar al Hospital Hadassah a brindar a nuestros pacientes atención de vanguardia.