La Semana Nacional de la Salud de la Mujer (10-16 mayo) promueve incrementar el conocimiento acerca del cáncer de mama y ovario. Una prueba positiva de BRCA no significa que se requiere de una cirugía, Angelina Jolie, NY Times 24 de marzo del 2015.

11de mayo del 2015.- PRNewswire-USNewswire, Nueva York. El Dr. Asher Salmon, Oncólogo y Director General del Hospital Hadassah Ein Kerem de Jerusalén, rechaza públicamente la prueba genética universal BRCA para las mujeres de 30 años en adelante. Su comentario es en respuesta a los nuevos kits de pruebas caseras respaldadas por la Dra. Marie-Claire King, investigadora genética de la Universidad de Washington y genética del color (NY Times 21 de abril del 2015). Salmon sostiene que los resultados de la prueba BRCA por sí sola, sin orientación genética y análisis amplio del historial familiar, no proporciona a las mujeres la información completa y necesaria para tener que tomar una decisión acerca del tratamiento.

Según el Dr. Salmon, quien también tiene un doctorado en biología molecular, el 30% de las mujeres que se hacen la prueba tienen una alteración genética que desconocemos si es benigna o maligna, la cual las deja en un estado de incertidumbre si están o no en riesgo. Del mismo modo, salir negativo en la prueba BRCA no significa que la mujer no corre riesgo de contraer cáncer de mama y no tener que hacerse malograrías y chequeos regulares. Ellas también se deben seguir cuidando y mantiene un estilo de vida sano.

La Organización Médica Hadassah (HMO) de Jerusalén, ha estado realizando extensas investigaciones acerca de las mutaciones genéticas con la BRCA que incrementan de manera significativa el riesgo de contraer cáncer de mama. La Organización Médica Hadassah descubrió que las mujeres judías ashkenazi tienen la mutación 10 veces más en el gen BRCA1 o BRCA2, comparado con 1 de cada 800 mujeres de la población en general, según el Centro de Control de Enfermedades.

En el 2013 investigadores israelíes, dirigidos por el Dr. Salmon, desarrollaron unos perfiles de expresión genética, una prueba de sangre que predice la presencia de mutaciones dañinas del gen BRCA1 y BRCA2. Las mujeres con la mutación en los genes BRCA1 o BRCA2 tienen mayor riesgo de contraer cáncer de mama o en los ovarios. Para muchas que corren este riesgo, la enfermedad puede empezar a una temprana edad.

Como dijo Angelina Jolie el 24 de marzo del 2015 en el NY Times sobre su cirugía, Yo no hice esto porque tenía la mutación en el gen BRCA1, y quiero que otras mujeres me escuchen. Tener una mutación en el gen BRCA no significa que se requiere de una cirugía. En mi caso, la cirugía para quitar mis trompas de falopio y ovarios era la mejor opción. Por la mutación del gen BRCA, tres mujeres de mi familia han muerto de cáncer.

El Dr. Salmon enfatiza: Las mujeres con antecedentes familiares de cáncer de mama deberían hacerse la prueba, a lo mejor desde los 25 años, pero la mayoría de las mujeres nunca se han hecho la prueba. No deberíamos estar practicando la medicina que ayuda a todos, sino que la medicina con protocolos apropiados, normas y tratamientos personalizados basados en la historia personal de cada paciente.

Marcie Natan, Presidenta de la Organización Sionista de las Mujeres de Hadassah (HWZOA), sobreviviente de cáncer de mama que salgo negativo en la prueba BRCA dijo: “HWZOA siempre ha estado al pendiente de llenar de conocimiento e información a las mujeres acerca de la salud y el bien estar. La Semana Nacional de la Salud de la Mujer (10-16 mayo) fue una oportunidad ideal para enfocarnos en la salud de cada una y elegir llevar un estilo de vida sano”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone