Los Hospitales Hadassah son reconocidos en todo el mundo por su calidad de atención médica de última generación entregada por el mejor personal profesional disponible. Un efecto secundario de su compromiso y pasión es el impacto social que los equipos de empleados de Hadassah generan al ayudar, tratar y curar a los pacientes. En los hospitales de Hadassah, médicos y enfermeras israelíes y palestinos trabajan de la mano. ¿Cómo podría ser de otra manera?

Esta es la realidad del país. El personal judío, cristiano y musulmán colaboran en beneficio de sus pacientes. Lo que es más, los pacientes también provienen de varias naciones, religiones y etnias. Los Hospitales Hadassah representan un estado moderno dentro de un estado: personas de diversos orígenes étnicos y culturales que viven y trabajan juntos, “enganchados a una causa común”, como lo expresa el Dr. Merhav, un especialista en trasplantes.

Un ejemplo es la enfermera Víctor Kukali de Belén. Para que pueda trabajar en los Hospitales Hadassah en Jerusalén, el Ministerio de Salud israelí le ofrece un permiso de trabajo una vez al año. Él dice que cuando conoció a los médicos judíos que trabajaban en su región, tuvo la idea de ir a trabajar a Israel. Él informa que las condiciones de trabajo son mucho mejores en Jerusalén que en otros territorios.

No es porque los Hospitales Hadassah sean algún tipo de lugar milagroso donde la magia pura está sucediendo. Es porque los Hospitales Hadassah representan y reflejan la vida cotidiana, tal como es: las personas (sin duda, las mejor educadas en su campo) trabajan juntas, independientemente de su origen. Es el resultado lo que cuenta. Es la realidad lo que cuenta. Es la acción lo que cuenta, no (solo) las palabras.

“Eso no significa que no haya problemas”, señala el Dr. Merhav: las donaciones son muy beneficiosas, especialmente para la sociedad árabe-musulmana, que no cuenta con la infraestructura o la educación necesarias para el tratamiento de su propia gente. Se benefician de los esfuerzos israelíes como los Hospitales Hadassah. Necesitan continuar para apoyar y mantener el sistema. Sin embargo, este es un logro doble porque “Puentes hacia la Paz” solo se puede construir gracias a la colaboración de los palestinos que participan en la atención médica y el trabajo profesional que se hace posible en los Hospitales de Hadassah.

Como dice el Dr. Khalaileh palestino, que trabaja en un equipo de cirujanos de trasplantes de hígado con el Dr. Merhav, al hablar de su región: “Espero que en el futuro, podamos construir un sistema de trasplantes con la ayuda de las Autoridades Palestinas, porque al final del día, tenemos que ayudar a los pacientes “.

NBC ha producido un video sobre los dos médicos citados anteriormente:

 . https://www.nbcnews.com/video/despite-political-differences-these-israeli-and-palestinian-doctors-work-together-to-save-lives-at-hadassah-hospital-in-jerusalem-1201217603566?v=a

 

 

Lea también acerca el enfermero palestino Víctor Kukali: http://agenciaajn.com/noticia/victor-kukali-el-palestino-que-trabaja-desde-hace-18-anos-en-el-hospital-hadassah-de-israel-94605